Historia de AlmaViva Teatro
NOTICIAS

La Tempestad
Hasta el 26 de marzo
Teatro La Puerta Estrecha
Sábados y domingos
20.00hrs.


El tiempo no se agota en los relojes
Homenaje a José Luis Sampedro
25 de marzo
Auditorio de Aranjuez
20.30hrs.

 

 

 

AlmaViva Teatro se funda en 2008 por iniciativa de César Barló. La compañía, compuesta en un principio por alumnos de todas las especialidades de la RESAD de Madrid, se marca dos líneas principales de investigación.

La primera línea es la puesta en escena contemporánea de textos pertenecientes al Siglo de Oro español. En estos trabajos se hace hincapié en el contenido social que pueden trasladar estos textos al espectador de hoy en día. De esta línea nacen creaciones como Los comendadores de Córdoba (2007), en la que se trata la violencia de género; o El Hamete de Toledo (2010), donde el problema de la inmigración desde el continente africano se ponía en primer plano, ambas de Lope de Vega. También se encuentran en esta primera etapa El pleito matrimonial del Cuerpo y el Alma (2008), encargada para las Fiestas del Corpus Christie de Yepes, en Toledo; o La hija del aire -parte primera- (2009), de Calderón de la Barca. Una propuesta más arriesgada fue “S”, Segismundo en el espejo de Semíramis, un trabajo de investigación de dramaturgia escénica intertextual a través de los textos de Calderón La vida es sueño y La hija del aire.

Espacios no convencionales y acciones teatrales para espacios específicos.
Don Juan Tenorio y Fuente Ovejuna. Ensayo desde la violencia.

A partir de 2010 AlmaViva Teatro explora los espacios “no convencionales”. Su primera inmersión en este tipo de actuaciones la realizó con el montaje de micro-teatro 3 Belisas, una dramaturgia del movimiento a través del espacio en la que el texto de Federico García Lorca: Amor de don Perlimplín con Belisa en su jardín, sirve de inspiración para mostrar el mundo de tres posibles Belisas en diferentes momentos de la fábula y la metateatralidad.

En 2011 la compañía se lanza a uno de sus grandes desafíos. Aceptando el brindis de un barrio madrileño como La Latina nos lanzamos a realizar una propuesta teatral en un espacio público. Nos lanzamos al universo de Don Juan Tenorio y lo ubicamos en el espacio llamado Campo de Cebada.

Los días tradicionales para la puesta en escena de texto de Zorrilla, en la festividad de Todos los Santos, era la fecha señalada. Un equipo de más de 100 personas, entre los que se encuentran 40 actores, diseñadores, constructores, productores, técnicos, etc., crean un espectáculo itinerante en el solar que una fue el polideportivo del barrio.

Siete “don Juanes” en siete espacios diferentes que buscan a su doña Inés, también encarnada por diferentes actrices en cada acto que aparece. El evento tuvo una gran aceptación entre los vecinos de toda la villa de Madrid y su repercusión dio como resultado la petición expresa de reeditar los años sucesivos. En 2012 y 2013 se han realizado los respectivos espectáculos basados en la misma matriz pero evolucionando la puesta en escena y la lectura que cada año exigía. La asistencia de casi 2000 personas cada fin de semana que se realizó, completando el aforo permitido del espacio y dejando colas de personas a las puertas del lugar así como su repercusión en la vida el barrio y en los medios de comunicación son la huella que Don Juan Tenorio dejó a su paso por La Latina.

Fuente Ovejuna. Ensayo desde la violencia. Un texto cumbre del Fénix de los ingenios, Lope de vega, que es tratado a lo largo de un proceso de investigación dramatúrgica inicialmente para sintetizar al máximo la acción principal y, a su vez, de investigación interpretativa desde el movimiento físico del actor. Una visión a partir del concepto de corrala y de la asamblea ciudadana que se adapta al espacio escénico de representación. Encontramos una visión intensa de Fuente Ovejuna, a través tan solo de cinco actores, en la que el pueblo se muestra al pueblo y los niveles de poder quedan representados tanto en la acción dramática como en el dispositivo de representación elegido para transmitir su esencia al público. La idea de un espacio no convencional como una corrala fue la que originó la idea de crear Fuente Ovejuna. Ensayo desde la violencia. Un montaje que ha viajado el pasado mayo al FCTAI de Zacatecas (México) y en el Teatro Helénico de México DF representando la nueva dramaturgia escénica española de los clásicos del Siglo de Oro.

La Noche Justo Antes de los Bosques, de Bernard-Marie Koltès, es el último trabajo de investigación de la compañía. Una vuelta a los textos contemporáneos, en este caso a un monólogo. El primero que representa AlmaViva Teatro. Sin dejar de lado el cariz zocial y comprometido de la compañía, César Barló y José Gonçalo Pais (que ya había entrado en los tres elencos de Don Juan Tenorio) se embarcan en una suerte de viaje existencia a través del texto del autor francés. Ene este caso estamos ante un montaje de pequeño formato, donde la distancia corta con el espectador es fundamental para la experiencia del hecho teatral.

Una puesta en escena poética donde destaca la musicalidad de la palabra, tan importante en Koltès y en la que se genera una mezcla entre la cotidianidad y la metáfora de tal forma que el espectador se siente involucrado en las imágenes que se evocan. Unas imágenes que son un reflejo de nuestro día a día. En el vómito que es el propio texto de Koltès encontramos el hueco para transitar entre la belleza, el caos y la destrucción humana. Una destrucción en la que se propone un rayo final de esperanza, justo antes de salir del teatro.

La Tempestad
Uno de los trabajos más reconocidos hasta la fecha, premidada con dos Premios Godoff 2016, a la Mejor Obra y al Mejor Intérprete Hombre (José Gonçalo Pais, como Ariel). La intervención en coproducción con el Teatro La Puerta Estrecha es integral en todo el edificio. El Teatro se convierte en la isla de Próspero donde cada espectador se convierte en un náufrago más de esta preciosa Tempestad.

OTRAS ACCIONES TEATRALES